Semana

Casi ninguna cosa me gusta tanto como dormir. Cada que tengo oportunidad la aprovecho para tomar la siesta y al parecer esos días de dormir a la sombra del árbol del huele-de-noche volverán muy pronto, de manera inesperada porque la empresa donde trabajo al parecer desaparecerá en poco más de un mes. Desempleo, siestas y días de ahorros será el pan nuestro de cada día hasta que algo mejor asome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario